mujeres riot     octubre rojo - bonito cadaver - girls on stage - mujeres rápidas - olympic beauty - krisztina egerszegi fansite


Stanislawa Walasiewicz

 

La más rápida de su tiempo

 


Mujeres Riot - Página Principal




- Josephine Baker
- Simone de Beauvoir
- Anita Berber
- Candice Bergen
- Teodora de Bizancio
- Fanny Blankers-Koen
- Boadicea
- Tamara Bunke
- Gia Carangi
- Mathilde Carré
- Camille Claudel
- Marie Curie
- Alexandra David-Neel
- Angela Davis
- Heike Drechsler
- Isadora Duncan
- Amelia Earhart
- Isabelle Eberhardt
- Jane Fonda
- Dian Fossey
- Dawn Fraser
- Cathy Freeman
- Greta Garbo
- Pam Grier
- Jean Harlow
- Lillian Hellman
- Frida Kahlo
- Petra Kelly
- Alexandra Kollontai
- Sofia Kovalevskaya
- Safo de Lesbos
- Rosa Luxemburgo
- Mata-Hari
- Theroigne de Mericourt
- Aspasia de Mileto
- Tina Modotti
- Maria Montessori
- Nawal El Moutawakel
- Alla Nazimova
- Evelyn Nesbit
- Marina Raskova
- Ethel Rosenberg
- Wilma Rudolph
- Susan Sarandon
- Jean Seberg
- Gerda Taro
- Flora Tristán
- Harriet Tubman
- Anna Seghers
- Irena Szewinska
- Valentina Tereshkova
- Grete Waitz
- Stanislawa Walasiewicz
- Beatrice Webb
- Virginia Woolf
- Clara Zetkin




Contact Me







Stanislawa Walasiewicz




La sexualidad más o menos dudosa de algunas mujeres que han destacado en el deporte ha sido siempre un asunto controvertido, especialmente a raíz de la participación habitual de las mujeres en competiciones de atletismo, lo cual no ocurrió hasta los años veinte del pasado siglo.

Pronto aparecieron casos de mujeres que tras obtener grandes éxitos deportivos vieron como se cuestionaba su verdadera identidad sexual. Actualmente en las grandes competiciones como los Juegos Olímpicos, se realizan pruebas de sexo a las participantes para que no haya ninguna duda, pero esto no siempre ha sido así. En el pasado hubo casos de mujeres deportistas que tiempo después se descubrió que tenían genitales masculinos. En otros casos las sospechas iniciales resultaron ser infundadas. Un tercer grupo es el de aquellas en las que la duda sobre su sexualidad aun persiste.

El caso más llamativo y con mayor significado de la historia del deporte fue el de la polaca Stanislawa Walasiewicz, cuyo caso saltó a las primeras páginas de la prensa mundial más de 40 años despues de haber logrado sus grandes éxitos deportivos.

El 4 de diciembre de 1980 una mujer norteamericana de origen polaco de 69 años llamada Stella Walsh Olson, murió de un disparo durante un asalto a mano armada en un supermercado de Cleveland, Ohio.



Stanislawa Walasiewicz



Los periódicos informaban que Stella Walsh había sido una de las grandes atletas en la década de 1930, y que había ganado una medalla oro y otra de plata en los Juegos Olímpicos de Los Angeles 1932 y Berlín 1936, además de batir numerosos récords mundiales en varias pruebas. Esta muerte probablemente hubiera tenido escasa reperscusión de no ser porque la autopsia que le realizaron reveló que tenia genitales masculinos.

Stanislawa Walasiewicz, pues ese era su nombre original, nació el 3 de abril de 1911 en la pequeña localidad polaca de Wierzchownia (cerca de Rypin). Cuando solo contaba con tres meses de vida, su familia decidió emigrar a Estados Unidos en busca de un futuro mejor, dada la pobreza en la que vivían.

Finalmente se establecieron en Cleveland, Ohio, donde existía una abundante comunidad de inmigrantes polacos, y su padre Julian Walasiewicz encontró empleo en una acería. Al principio a Stanislawa la llamaban por el diminutivo polaco Stasia, que posteriormente se "americanizó" en Stella. Sin embargo, pese a intentarlo en numerosas ocasiones, ni ella ni sus familiares conseguían obtener la ciudadanía estadunidense.

Como era muy rápida y ágil, Stella muy pronto comenzó a destacar en el atletismo, deporte que empezó a prácticar en la escuela, tanto en pruebas de velocidad como de saltos y lanzamientos.

Luego entró a formar parte de la sección polaca de Sókol, una organización patriótica y deportiva de caracter paneslavo que en concreto tenía gran actividad entre la comunidad polaca de Cleveland. Esto le puso en contacto con su país de origen, y le permitió acudir a competir en varias ocasiones a Europa, como en los famosos Slets, unos festivales culturales y deportivos paneslavos que organizaba Sókol y donde participaban miembros de esta organización que llegaban desde todos los países.



Stanislawa Walasiewicz

Nueva York 1930 - Stanislawa Walasiewicz



En 1930, cuando contaba 19 años, se proclamó campeona de Estados Unidos en las pruebas de 100 yardas, 220 yardas y salto de longitud. En esta epoca en los Campeonatos de EEUU se permitía participar a atletas de otras nacionalidades, de ahí que Stella participara aun sin ser ciudadana estadounidense. A lo largo de su carrera deportiva ganaría 41 títulos de campeona de EEUU, 27 de ellos al aire libre, en pruebas de velocidad, salto de longitud, lanzamiento de disco y pentatlón.

También en 1930 se convirtió en la primera mujer en la historia que superaba la barrera de los seis metros en salto de longitud con 6,02 hechos en Cleveland.



Stanislawa Walasiewicz

Los Angeles 1932 - Stanislawa Walasiewicz



Su gran momento llegaría en los Juegos Olímpicos de Los Angeles de 1932, adonde acudió representando a su país de origen, Polonia, debido a las dificultades para conseguir la ciudadanía de Estados Unidos, donde residía.

Compite espléndidamente en la urbe californiana. Su estilo es descrito así por un periodista canadiense: "con grandes zancadas, como un hombre". En sus tres apariciones en los 100 metros (series, semifinales y final) igualó el récord mundial que la noruega Tollien Schurman había establecido apenas dos meses antes con 11.9 segundos, y conquista la medalla de oro.

Ese mismo día, termina sexta entre las nueve competidoras en lanzamiento de disco.



Los Angeles 1932, final de 100 metros


Los Angeles 1932, final de 100 metros

Los Angeles 1932, final de los 100 metros
Stanislawa Walasiewicz en primer término, gana el oro



Los Angeles 1932, Stanislawa Walasiewicz, Hilda Strike y Wilhelmina Von Bremen

Los Angeles 1932, medallistas de los 100 metros
(I-D) Stanislawa Walasiewicz, Hilda Strike y Wilhelmina Von Bremen





Tras los Juegos fue recibida en Polonia como una heroína nacional. Miles de personas le dieron la bienvenida en el puerto de Gdynia, donde llegaba el barco con los deportistas polacos. Días más tarde fue condecorada con la Cruz de Oro al Mérito Deportivo por su gran logro.

El 17 de agosto de 1933 batió en la ciudad polaca de Poznan el récord mundial de los 100 metros lisos con 11.8, marca que igualaría pocos días después en Varsovia. Al año siguiente logró mejorar su récord hasta 11.6 en la misma ciudad, aunque el récord no fue homologado.

El 4 de agosto de 1935 logró en Varsovia el récord mundial de los 200 metros con 23.6, siendo la primera mujer en la histroia que bajaba de 24 segundos. Esta fue la mejor marca de su vida y el récord que se mantendría vigente durante 17 años, hasta que fue batido por la australiana Marjorie Jackson en los Juegos Olímpicos de Helsinki 1952.



Berlín 1936 - Helen Stephens y Stanislawa Walasiewicz

Berlín 1936 - Helen Stephens (izq.) y Stanislawa Walasiewicz (der.) se
saludan tras la final de los 100 metros lisos



En los Juegos Olímpicos de Berlín 1936, y de nuevo representando a Polonia, Stella Walsh intentaría defender el título olímpico logrado cuatro años antes en los 100 metros. Sin embargo esta vez las cosas no serían igual que en Los Angeles, ya que había aparecido una nueva estrella de la velocidad femenina, la estadounidense Helen Stephens, que se llevó la medalla de oro, mientras que Stella Walsh tuvo que conformarse con la plata.

Irónicamente, en estos Juegos la ganadora Helen Stephens fue quien se tuvo que enfrentar a las sospechas sobre su identidad sexual, hasta el punto de que aceptó someterse a un "examen ocular" para demostrar que realmente era una mujer.



Berlín 1936, final de 100 metros

Berlín 1936, final de los 100 metros. Victoria de Helen Stephens y segunda posición para Stanislawa Walasiewicz





Berlín 1936

Berlín 1936 - Stanislawa Walasiewicz



Tras los juegos de Berlín, Walsh manifestó su deseo de retirarse del atletismo. Sin embargo luego cambió de opinión y siguió participando durante bastantes años en diversas competiciones. En la primera edición de los Campeonatos de Europa celebrada en París en 1938, ganó las pruebas de 100 y 200 metros, mientras que fue segunda en salto de longitud y relevos 4x100 metros, así como sexta en lanzamiento de jabalina.

Siguió compitiendo hasta pasados los 40 años, casi siempre en EEUU. La guerra mundial hizo que se suspendieran los Juegos Olímpicos de 1940 y 1944, donde hubiera podido ganar más medallas. Su última victoria data de 1954, cuando ganó el título de EEUU de pentatlón, ya con 44 años cumplidos.

En 1947 aceptó finalmente la ciudadanía estadounidense. Luego se casó con el boxeador Neil Olson. El matrimonio no duró mucho aunque ella conservaría el apellido Olson. Stella vivió el resto de su vida en Cleveland.

Tras su retirada continuó vinculada al deporte a través de varias asociaciones deportivas, donde organizaba competiciones y ayudaba a promocionar el deporte entre los jovenes, principalmente entre la comunidad polaca. Fue una persona muy querida y respetada. En 1975 fue incluida en el Salón de la Fama del atletismo estadounidense.



Stanislawa Walasiewicz



Stella Walsh fue la primera mujer en bajar simultaneamente de 12 segundos en los 100 metros y de 24 segundos en 200 metros. A lo largo de su vida batió o igualó hasta 17 récords mundiales.

Aparentemente el de Stella Walsh fue un caso de hermafroditismo masculino. Genéticamente tenía los cromosomas 'XY', un caso de feminización testicular, puesto que por fuera era completamente femenina.

Sin embargo el caso dista mucho de estar completamente aclarado, ya que algunas fuentes dicen que además de los genitales masculinos también tenía atributos femeninos. Además los documentos de sus primeros años, incluida su partida de nacimiento, dicen claramente que era una mujer y nunca se plantearon dudas.

La polémica sobre si sus récords deben tener o no validez tampoco ha sido resuelta, aunque ni el Comité Olímpico Internacional ni la IAAF se han planteado tomar medidas en este sentido. Probablemente porque después de tantos años no parece que tenga mucho sentido reescribir la historia.

Lo que queda de Stella Waslh es sobre todo la historia humana de una mujer valiente y pionera que desafió las convenciones de su epoca, tomo decisiones difíciles y superó todos los obstáculos que se interpusieron en su camino. Probablemente ella sufrió más que nadie las dudas sobre su sexualidad, y es un verdadero ejemplo de lucha y superación en un epoca muy difícil.



Stanislawa Walasiewicz












Mujeres Riot - Página Principal