mujeres riot     octubre rojo - bonito cadaver - girls on stage - mujeres rápidas - olympic beauty - krisztina egerszegi fansite


Théroigne de Méricourt

 

Amazona de la Revolución

 


Mujeres Riot - Página Principal




- Josephine Baker
- Simone de Beauvoir
- Anita Berber
- Candice Bergen
- Teodora de Bizancio
- Fanny Blankers-Koen
- Boadicea
- Tamara Bunke
- Gia Carangi
- Mathilde Carré
- Camille Claudel
- Marie Curie
- Alexandra David-Neel
- Angela Davis
- Heike Drechsler
- Isadora Duncan
- Amelia Earhart
- Isabelle Eberhardt
- Jane Fonda
- Dian Fossey
- Dawn Fraser
- Cathy Freeman
- Greta Garbo
- Pam Grier
- Jean Harlow
- Lillian Hellman
- Frida Kahlo
- Petra Kelly
- Alexandra Kollontai
- Sofia Kovalevskaya
- Safo de Lesbos
- Rosa Luxemburgo
- Mata-Hari
- Theroigne de Mericourt
- Aspasia de Mileto
- Tina Modotti
- Maria Montessori
- Nawal El Moutawakel
- Alla Nazimova
- Evelyn Nesbit
- Marina Raskova
- Ethel Rosenberg
- Wilma Rudolph
- Susan Sarandon
- Jean Seberg
- Gerda Taro
- Flora Tristán
- Harriet Tubman
- Anna Seghers
- Irena Szewinska
- Valentina Tereshkova
- Grete Waitz
- Stanislawa Walasiewicz
- Beatrice Webb
- Virginia Woolf
- Clara Zetkin




Contact Me





1 2 3




2ª parte



Théroigne sale de Austria, cruza Bélgica y retorna a París. El "Club de los Jacobinos" la recibe de pie. La Amazona relata sus peripecias y grita que el único medio para afirmar la libertad de Francia es "la lucha sin cuartel contra los emigrados y los déspotas elevando la antorcha de la Revolución a toda Europa".

El llamado a extender la guerra ofensiva encuentra eco en Brissot y su diario, "El Patriota Francés". Llega al apogeo de su oratoria. Ofrece organizar un batallón de amazonas y el "Club de los Hermanos" entrega un estandarte a las mujeres de San Antonio; Theroigne dice allí:



"¡Ciudadanas! ¡No olvidemos que debemos entregar nuestra vida a la patria! ¡Armémonos! La naturaleza y las leyes nos dan derecho a eso. Demostremos a los hombres que no somos inferiores a ellos en valentía y bravura; demostremos a toda Europa que las mujeres francesas conocen y están a la altura de las ideas de su siglo, despreciando los prejuicios absurdos y antinaturales. ¡Mujeres francesas! Comparen lo que somos en el orden social con lo que deberíamos ser. Para conocer nuestros derechos y nuestras obligaciones es necesario que nos dirijamos al juicio de la inteligencia, para con su ayuda poder distinguir lo justo de lo injusto. ¡Mujeres francesas! Lo repito otra vez: nuestra misión debe ser alta. Librémonos de las cadenas que nos atan; ya es tiempo de que la mujer salga del ambiente en que estuvo encerrada durante tanto tiempo, esclavizada por el orgullo, la ignorancia y la injusticia de los hombres; recordemos los tiempos en que nuestras madres, las mujeres galas y las orgullosas mujeres alemanas intervenían en las reuniones y luchaban al lado de los hombres, venciendo a los enemigos".



Théroigne inaugura la acción "feminista" de la época moderna y creemos que esto no ha sido reconocido. La actitud de los revolucionarios es ambivalente con sus reivindicaciones. Sólo una minoría la apoyó. Incluso su pedido de que la aceptaran en el "Club des Cordeliers" es denegado. El 10 de octubre el pueblo exasperado por la traición del rey se dirige a las Tullerías. Théroigne está al frente junto a sus seguidoras. Ese mismo día es descubierto un grupo realista que se había disfrazado de revolucionario. Entre ellos está Sulot, escritor monárquico que defendía a los Borbones y atacaba a la Amazona con pluma hiriente y cáustica recordándole un pasado de cortesana. Théroigne pide que se forme un "Tribunal popular", y son juzgados inmediatamente. Sulot muere a los pies de la heroína.



Théroigne de Méricourt



En el mes de septiembre el terror comienza a cobrar miles de víctimas entre los feudales y monárquicos. La guillotina trabaja incesantemente. Esto deriva en un intenso enfrentamiento entre las fracciones más moderadas y el Comité de Salud Pública.

Una identificación vacilante, ambivalencia de género Théroigne toma partido por los girondinos y específicamente por los "brissotistas", grupo que quería continuar la guerra exterior, pero que se oponía a las reformas revolucionarias en el frente interno. Esta evolución de Théroigne fue llamativa: al sublevarse contra la situación de inferioridad de la mujer, estaba dispuesta a aniquilar toda la organización social. Pero su conciencia de género con determinada "ideología" fomentada desde el origen del patriarcado se detuvo al ver que su trabajo de destrucción del mundo para la aparición de uno nuevo iba demasiado lejos. ¿Qué representaba Brissot? ¿Alguna "identificación vacilante" en su errancia?

Todo su ardor discursivo intenta ahora apegar las masas al orden y la constitución. Escribe: "Ha llegado el momento en que el interés común exige que nos unamos y sacrifiquemos nuestros odios y pasiones por el bien de todos".

Luego: "Es necesario elegir en cada sección seis ciudadanas, las más virtuosas y serias para afianzar la paz y recordar a los demás el peligro que amenaza la Patria. Estas ciudadanas usarán un chal con la inscripción «Amistad y Hermandad» y cuidarán el orden en las reuniones". No fue escuchada.



El episodio de la paliza, ¿desencandenamiento de la psicosis?

El 31 de Vendimiario de 1793, día de la expulsión de los moderados, Théroigne estaba en las Tullerías. Grupos de mujeres exasperadas gritaban "¡Abajo los brissotistas! ¡Muerte!" A lo lejos apareció Brissot tranquilamente, Théroigne quiso protegerlo, pero centenares de brazos la sujetaron y sin escuchar sus súplicas le rompieron las vestiduras y la azotaron furiosamente.



Al día siguiente, en el diario de París, "El Corredor del Distrito", apareció la siguiente nota:



"Una de las heroínas de la Revolución sufrió un pequeño revés en la terraza del Palacio de las Tullerías. En momentos en que reunía adictos se cruzó con partidarios de Robespierre, los cuales no queriendo el crecimiento del Partido de Brissot se apoderaron de la luchadora y la azotaron con el entusiasmo que los caracteriza. Apenas pudo la guardia arrancar a la víctima de los enfurecidos".



Revolución Francesa



La mirada médica. Una historia clínica

En el libro de Semelaigne sobre la historia de los grandes alienistas franceses, en el capítulo dedicado a Esquirol está la historia clínica de Theorigne, redactada por él mismo y de la cual extractamos algunos fragmentos:



"Théroeme o Théroigne de Méricourt era una célebre cortesana nacida en la región de Luxemburgo. De mediana estatura, tenía cabellos castaños, ojos grandes y azules, fisonomía móvil, marcha ágil, desenvuelta e incluso elegante"

"Esta mujerzuela, nacida según algunos, de honorable familia, salida de entre las cortesanas según otros, desempeñó un deplorable papel durante los primeros años de la Revolución. Tenía entonces 28 o 30 años"

"Se entregó a los diversos jefes del partido popular, al cual sirvió eficazmente durante los levantamientos y contribuyó principalmente el 5 y 6 de octubre de 1789 a corromper el Regimiento de Flandes llevando a sus filas mujeres de mala vida"

"Cuando se estableció el Directorio, las Sociedades Populares fueron clausuradas y Théroigne perdió la razón. La condujeron a una casa del «Faubourg» Saint Marceau. Entre los papeles de Saint Just se encontró una carta de ella, fechada el 26 de julio de 1794, en el cual aparecen signos de sinrazón (tenía 32 o 34 años)"

"En noviembre de 1800, a los 38 años, fue enviada a la Salpetriere; el mes siguiente a las Petites-Maisons, donde permaneció siete años. Cuando la administración de los Hospicios hizo evacuar los alienados de las Petites-Maisons, Théroigne retornó a la Salpetriere (1807). Tenía aproximadamente 47 años. A su llegada estaba agitada, amenazaba a todo el mundo, hablaba exclusivamente de libertad, de Comités de Salud Pública, revolucionarios, etc, acusando a todos los que se le acercaban de moderados, realistas, etc. En 1806 un importante personaje que había figurado como jefe de partido vino a la Salpetriere; Théroigne lo reconoció, se levantó sobre la paja de lecho en el cual permanecía acostada y llenó de injurias al visitante, acusándolo de haber abandonado el partido popular y de ser moderado, que sería castigado por un Decreto del Comité"

"En 1810 se hizo más calma y cayó en un estado de demencia que dejaba entrever rasgos de sus primeras ideas dominantes"

"Théroigne no quiere soportar ningún vestido, ni siquiera una camisa. Todos los días, mañana y tarde, varias veces por día, inunda su cama o mejor la paja de su cama con varios baldes de agua, se acuesta y en verano, se tapa con su sábana agregando la frazada en el invierno. Le gusta pasearse descalza en su celda de piso de piedra e inundada de agua"





1

2

3








Mujeres Riot - Página Principal