mujeres riot     octubre rojo - bonito cadaver - girls on stage - mujeres rápidas - olympic beauty - krisztina egerszegi fansite


Petra Kelly

 

Pacifista y Ecologista

 


Mujeres Riot - Página Principal




- Josephine Baker
- Simone de Beauvoir
- Anita Berber
- Candice Bergen
- Teodora de Bizancio
- Fanny Blankers-Koen
- Boadicea
- Tamara Bunke
- Gia Carangi
- Mathilde Carré
- Camille Claudel
- Marie Curie
- Alexandra David-Neel
- Angela Davis
- Heike Drechsler
- Isadora Duncan
- Amelia Earhart
- Isabelle Eberhardt
- Jane Fonda
- Dian Fossey
- Dawn Fraser
- Cathy Freeman
- Greta Garbo
- Pam Grier
- Jean Harlow
- Lillian Hellman
- Frida Kahlo
- Petra Kelly
- Alexandra Kollontai
- Sofia Kovalevskaya
- Safo de Lesbos
- Rosa Luxemburgo
- Mata-Hari
- Theroigne de Mericourt
- Aspasia de Mileto
- Tina Modotti
- Maria Montessori
- Nawal El Moutawakel
- Alla Nazimova
- Evelyn Nesbit
- Marina Raskova
- Ethel Rosenberg
- Wilma Rudolph
- Susan Sarandon
- Jean Seberg
- Gerda Taro
- Flora Tristán
- Harriet Tubman
- Anna Seghers
- Irena Szewinska
- Valentina Tereshkova
- Grete Waitz
- Stanislawa Walasiewicz
- Beatrice Webb
- Virginia Woolf
- Clara Zetkin




Contact Me





Petra Kelly




El movimiento pacifista y ecologista en el mundo no se entiende sin el nombre de una mujer: Petra Kelly. Fundadora del partido alemán Los Verdes, Kelly participó en infinidad de actividades antinucleares y contra la guerra.

Como estudiante de ciencia política, participó en movimientos por la paz y por los derechos civiles en Estados Unidos. Más tarde, regresó a su Alemania natal y ayudó a organizar una campaña contra la instalación de misiles. A los 32 años fue fundadora del partido alemán Los Verdes. En 1983 organizó protestas antinucleares y por los derechos humanos en Berlín y Moscú; en ambos lados fue arrestada. Ese mismo año participó en varios mítines y bloqueos en las bases militares norteamericanas, lo que nuevamente le costó la cárcel. En Suecia, recibió el Right Livelihood Award, conocido como el Premio Nobel alternativo. El 2 de octubre de 1992, Petra Kelly fue hallada sin vida. Su muerte nunca fue esclarecida.

El movimiento estudiantil de 1968 sacudió a Occidente. Después, las Olimpiadas fueron una fiesta sobre cadáveres. En Europa, la sacudida juvenil se convirtió en un movimiento social y, en Alemania, sus consecuencias se sienten hasta hoy. El movimiento estudiantil de 1968 fue el fundamento de un ataque frontal contra el autoritarismo en todas sus manifestaciones; desde la calle, la escuela, la familia, las relaciones de pareja. Esto coincidió con un verdadero interés de la primera generación de la posguerra de preguntarle a los padres y los abuelos: “¿Tú dónde estabas durante el Tercer Reich? ¿Participaste? ¿Por qué?” Era una década en la que no se tocaba el tema ni en las escuelas ni en los libros de texto ni en los medios.

El movimiento pacifista en plena guerra contra Vietnam (Alemania Occidental fue utilizada como base de operaciones norteamericanas) se dividió: un ala promovía la vía del diálogo y el desarme; otra pasó de pedir paz en Vietnam a otorgar un apoyo abierto al Vietcong.



Petra Kelly

Petra Kelly



Petra Kelly

Petra Kelly



En los setenta, Alemania ya tenía su guerrilla urbana que quería ajustar cuentas –a su manera– con los funcionarios nazis, que no sólo no fueron juzgados en Nürenberg por sus crímenes de guerra, sino que habían recobrado sus puestos en el gobierno. La respuesta de las autoridades fue draconiana; los miembros de la RAF (fracción del Ejército Rojo) fueron ejecutados extrajudicialmente; “los suicidaron” o fueron condenados a cadena perpetua en un sistema carcelario especial para terroristas, pensado para volverlos locos.

Muchos militantes del movimiento estudiantil se volvieron férreos defensores del medio ambiente, trabajo difícil en una de las sociedades más industrializadas del planeta. En los setenta se abusó de la energía atómica y los desechos radioactivos eran, y siguen siendo, un riesgo, sobre todo cuando se les transporta en tren a través de y entre ciudades.

Para completar el cuadro, Estados Unidos y la OTAN cada vez establecían más bases militares. Los taxistas pegaban en la defensa de su carro la calcomanía de un avión siempre que un caza supersónico se venía a tierra, muchas veces sobre viviendas.

Los pacifistas, los ecologistas, los antifascistas, las asociaciones de vecinos y pro derechos civiles junto con las feministas, se fueron organizando. Las luchas se dieron a todos niveles, desde la petición por cartas hasta las batallas en la calle contra la policía. De este mosaico tan diverso nació, a mitad de los setenta, la BBU (Bundesverband Bürgerinitiativen Umweltschutz), que en 1979 se convertiría en un partido político, Die Grünen (Los Verdes, en castellano).



Petra Kelly

Petra Kelly



Petra Kelly

Petra Kelly



La pacifista Petra Kelly fue una de las figuras centrales en el nacimiento del partido político Los Verdes. Ella fue una de las activistas más inteligentes y motor de las iniciativas más importantes de Los Verdes. Petra nació en 1947 y pasó unos años en Estados Unidos, donde estudió ciencia política al tiempo que era activista en los movimientos pacifistas y de derechos civiles. En 1971 regresó a Europa para cursar una maestría en Amsterdam. Poco después, de vuelta en Alemania, organizó una campaña contra la instalación de misiles, para la cual juntó más de 5 millones de firmas. Junto con el filósofo Bertrand Russell inició una lucha por una Europa libre de armas nucleares. En 1980 se convirtió en la primera mujer al frente de un partido político y representó a Los Verdes en el Parlamento. Después entró al Parlamento Europeo, como la voz de los ecologistas.

Die Grünen empezaron a ganar las elecciones locales y a desarrollar programas y proyectos, muy a largo plazo, donde, además de proteger el medio ambiente, se buscaba una manera de producción con energías alternativas, sin químicos dañinos a la salud y con justicia social.



Petra Kelly

Petra Kelly



Petra Kelly

Petra Kelly



Petra Kelly hizo del Parlamento una plataforma para luchar por el desarme y la neutralidad. Al inicio de los ochenta organizó un tribunal de guerra, en Nürenberg, para llevar al banquillo de los acusados a Estados Unidos, la URSS, Inglaterra, China y Francia por su producción masiva de armas. En 1983 organizó protestas antinucleares y por los derechos humanos en Berlín y Moscú; en ambos lados fue arrestada. Ese mismo año participó en varios mítines y bloqueos en las bases militares norteamericanas, lo que nuevamente le costó la cárcel. En junio de 1984 realizó un congreso para buscar una salida no violenta a los conflictos entre la OTAN y el Pacto de Varsovia.

En 1985, con sus correligionarios, ocupó durante 48 horas la embajada alemana en Pretoria, Sudáfrica, para protestar contra la cooperación económica y política de Alemania con Sudáfrica durante el Apartheid. Nuevamente fue encarcelada, pero al poco tiempo recibió, en Suecia, el Right Livelihood Award, conocido como el Premio Nobel alternativo.



Petra Kelly

Petra Kelly



Petra Kelly

Petra Kelly



Kelly se opuso con todas sus fuerzas al establecimiento de los misiles norteamericanos Pershing II y, durante esta campaña, conoció al general Gerd Bastian, alto mando del ejército alemán que se retiró de la vida castrense en protesta por las políticas de la OTAN y el desarrollo de los euromisiles. Ambos se enamoraron y el general Bastian entró a las filas de Los Verdes dando fuerza y credibilidad al discurso ecopacifista. Ambos organizaron las jornadas por el Tíbet y por los derechos humanos en China. Kelly logró que oficialmente Alemania se disculpara por el bombardeo de Guernica. Organizó decenas de encuentros de alto nivel en contra de las armas atómicas y del establecimiento de centrales nucleares en Irlanda.

En estas líneas se escapan muchas de las cosas que la activista hizo; su biografía es impresionante. Lo que no se puede dejar de destacar es el gran impulso que dio a la participación femenina en la política, a todos niveles.

Petra Kelly murió en Bonn, en estrañas circunstancias. Ella y el general Bastian murieron de un tiro en la cabeza. La versión oficial es que el general disparó a su amada mientras dormía y después se suicidó, pero hay dudas y suspicacias sobre esta versión, los hechos nunca fueron aclarados. Los cadáveres fueron encontrados el 2 de octubre de 1992.




Petra Kelly

Petra Kelly





TERNURA EN LA POLÍTICA (1984)


Ser tierno y al mismo tiempo subversivo: eso es lo que significa para mí, a nivel político, ser "verde" y actuar como tal. Entiendo el concepto de ternura en sentido amplio. Este concepto, para mí también político, incluye una relación tierna con los animales y las plantas, con la naturaleza, con las ideas, con el arte, con la lengua, con la Tierra, un planeta sin salida de emergencia. Y, por supuesto, la relación con los humanos. Ternura entre las personas, también en el seno de un partido alternativo y no violento, que apuesta públicamente sin cesar por la suavidad, la descentralización, la no violencia. [...] Nuestro rumbo debe llevarnos, sin compromisos, en otra dirección ecológica. Eso significa ponerse a andar políticamente por la via suave.

Esa vía suave significa aprender a concebir nuestro planeta, incluyendo la atmósfera, los océanos y los continentes, como una unidad orgánica viva. Nuestro ecosistema es el universo. No lo dividamos en fragmentos y caigamos en la falsa creencia de que nos basta con entender una pequeña parte para entender también el todo. Respetémonos a nosotros mismos y a nuestro entorno. La tierra y yo tenemos las mismas raíces. La tierra la hemos tomado prestada de nuestros hijos. Si queremos materializar una política basada en la ética ecológica, debemos comprender lo que ha dicho Marilyn Ferguson sobre el poder y el amor: "El poder sin amor se reduce rápidamente a la simple capacidad de expoliar y manipular". En un movimiento político ecológico se necesita inexcusablemente solidaridad, paciencia, cooperación, ternura y tolerancia, a fin de que coincidan los medios y los fines.



Petra Kelly




Petra Kelly













Mujeres Riot - Página Principal