mujeres riot     octubre rojo - bonito cadaver - girls on stage - mujeres rápidas - olympic beauty - krisztina egerszegi fansite


Heike Drechsler

 

Velocista y saltadora alemana

 


Mujeres Riot - Página Principal




- Josephine Baker
- Simone de Beauvoir
- Anita Berber
- Candice Bergen
- Teodora de Bizancio
- Fanny Blankers-Koen
- Boadicea
- Tamara Bunke
- Gia Carangi
- Mathilde Carré
- Camille Claudel
- Marie Curie
- Alexandra David-Neel
- Angela Davis
- Heike Drechsler
- Isadora Duncan
- Amelia Earhart
- Isabelle Eberhardt
- Jane Fonda
- Dian Fossey
- Dawn Fraser
- Cathy Freeman
- Greta Garbo
- Pam Grier
- Jean Harlow
- Lillian Hellman
- Frida Kahlo
- Petra Kelly
- Alexandra Kollontai
- Sofia Kovalevskaya
- Safo de Lesbos
- Rosa Luxemburgo
- Mata-Hari
- Theroigne de Mericourt
- Aspasia de Mileto
- Tina Modotti
- Maria Montessori
- Nawal El Moutawakel
- Alla Nazimova
- Evelyn Nesbit
- Marina Raskova
- Ethel Rosenberg
- Wilma Rudolph
- Susan Sarandon
- Jean Seberg
- Gerda Taro
- Flora Tristán
- Harriet Tubman
- Anna Seghers
- Irena Szewinska
- Valentina Tereshkova
- Grete Waitz
- Stanislawa Walasiewicz
- Beatrice Webb
- Virginia Woolf
- Clara Zetkin




Contact Me









Heike Drechsler fue una atleta alemana, especialista en salto de longitud y pruebas de velocidad, que nació el 16 de diciembre de 1964 en Gera, en la República Democrática Alemana. Ganó cinco medallas olímpicas, dos de ellas de oro, y es una de las mejores deportistas alemanas de la historia.





Inicios



Su nombre orginal era Heike Gabriela Daute. El 28 de julio de 1984 se casaría con el futbolista Andreas Drechsler y desde entonces tomó su apellido. Mide 1'81 m. y pesa 70 kg.

Empezó a practicar atletismo de niña en el club BSG Wismut Gera de su ciudad natal. En 1977 pasó al SC Motor Jena, donde se formaría como atleta y al que perteneció hasta 1994. El SC Motor Jena era la principal escuela de jóvenes talentos en la RDA, y a él pertenecieron otras grandes campeonas como Renate Stecher, Marlies Göhr, Bärbel Wöckel o Petra Felke.

Además del deporte, en su juventud Heike fue una activa militante política, y tuvo un puesto en el Comité Central de las Juventudes Comunistas de la RDA. Ella siempre ha defendido los logros de la RDA y especialmente su sistema de escuelas deportivas, donde se forjaron innumerables campeones en las más variadas disciplinas durante los años 70 y 80.



Heike Drechsler

Heike Drechsler en sus inicios



Heike Drechsler fue en su día un caso extraordinario de precocidad deportiva. En 1981, con solo 16 años, ya saltó 6'91 metros en Jena, la tercera mejor marca mundial del año, y que aun hoy en día continua siendo el récord mundial juvenil. Ese año fue también campeona de Europa junior en Utrecht (Holanda), donde hizo un salto de 7'02 aunque el excesivo viento favorable impidió validar la marca.

En 1982 fue cuarta en salto de longitud en los Campeonatos de Europa al aire libre de Atenas con un salto de 6'71 Ese año saltó en Potsdam 6'98, mejorando su marca personal.





Campeona del Mundo



Su irrupción definitiva como una gran estrella del atletismo internacional llegó en la primera edición de los mundiales de atletismo, celebrada en Helsinki en 1983. Allí, a sus 18 años ganó la medalla de oro con un espectacular salto de 7'27, aunque de nuevo el excesivo viento favorable quitó validez a la marca. De este modo, Heike Drechsler es la campeona mundial más jóven de todas las ediciones de los mundiales disputadas hasta hoy.

En esta competición derrotó a la rumana Anisoara Stanciu, que ese mismo año había batido en Bucarest el récord mundial en tres ocasiones, hasta dejarlo en 7'43. Como dato curioso decir que la medalla de bronce fue para la norteamericana Carol Lewis, hermana del famoso atleta Carl Lewis. En este año la mejor marca de Drechsler con viento legal fue de 7'14 en Bratislava.



Heike Drechsler en 1984

Heike Drechsler en 1984



En 1984 era la gran favorita (junto a Stanciu) para ganar la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Los Angeles, pero el boicot de los países del Este a esta cita le impidió asistir. En su ausencia la rumana Stanciu (Rumanía y Yugoslavia fueron los únicos países del Este que no secundaron el boicot) se alzó con la medalla de oro. En 26 de julio de ese año Heike demostró que pese a todo era la mejor saltadora del momento, haciendo 7'40 en Dresde y liderando así el ranking mundial del año por primera vez en su carrera, algo que repetiría en seis ocasiones más. El récord mundial estaba muy cerca, apenas a tres centímetros.

El ansiado momento llegó el 27 de septiembre de 1985, en Berlín Este, cuando superó por un centímetro el récord de Stanciu: 7'44. Pocos días más tarde ganó también el salto de longitud en la Copa del Mundo celebrada en Canberra.



Heike Drechsler, Stuttgart 1986

Heike Drechsler en los europeos de Stuttgart 1986



1986 iba a ser un año muy importante en su trayectoria, pues a partir de entonces decidió compaginar al más alto nivel la prueba de salto de longitud con las del velocidad, en las que también era una gran especialista, emulando así la polivalencia de Carl Lewis en categoría masculina. Y lo hizo de una forma espectacular, ya que el 29 de junio de ese mismo año igualó en Jena el récord mundial de los 200 metros con 21.71, la misma marca que había hecho su compatriota Marita Koch años antes.

Ese año además volvió a batir su propio récord mundial de salto de longitud añadiéndole un centímetro (7'45) en Tallin (Estonia). Pocos días después en Dresde igualó de nuevo esta marca.

Durante la primera edición de los Goodwill Games celebrada en Moscú, mantuvo un gran duelo en los 100 metros con la plusmarquista mundial Evelyn Ashford. Aunque Ashford se llevó el triunfo, ambas atletas marcaron un tiempo de 10.91 que para Drechsler significó la mejor marca de su vida en esta prueba, situándose cuarta en el ranking de todos los tiempos.

En la competición más importante del año, los Campeonatos de Europa de Stuttgart, obtuvo un gran éxito al ganar dos medallas de oro, en salto de lontitud (con 7'27) y en los 200 metros (igualando otra vez su récord del mundo con 21.71)



Heike Drechsler, Roma 1987

Heike Drechsler en los mundiales de Roma 1987



En los Campeonatos del mundo de Roma en 1987 decidió participar solo en 100 metros y salto de longitud, renunciando a los 200 metros. Sin embargo en Roma no ganó ninguna medalla de oro. En los 100 metros fue derrotada por su compatriota Silke Gladisch, que haría el doblete en 100 y 200 metros, dejando a Drechsler con la plata. Más dolorosa aun fue la derrota en su mejor prueba, el salto de longitud, donde la nueva estrella estadounidense Jackie Joyner-Kersee venció con unos espléndidos 7'36. Dreschler solo pudo ser bronce, pues tambien la superó la rusa Yelena Byelevskaya.



Heike Drechsler, Seúl 1988

Juegos de Seúl 1988 - Podium de los 100 metros
Evelyn Ashford, Florence Griffith-Joyner y Heike Drechsler




Heike Drechsler, Seúl 1988

Heike Drechsler en los Juegos de Seúl 1988



En los Juegos Olímpicos de Seúl 1988, Drechsler se tuvo que enfrentar a dos norteamericanas que casualmente además eran cuñadas: Florence Griffith-Joyner en las pruebas de velocidad y Jackie Joyner-Kersee en el salto de longitud. En los 100 metros lisos Heike fue medalla de bronce en una prueba dominada totalmente por la nueva reina del atletismo femenino mundial: Florence Griffith, que venía de batir el récord del mundo poco antes de los Juegos en Indianápolis. La plata fue para la veterana campeona olímpica de 1984 Evelyn Ashford.

En los 200 metros nada podía hacer Drechsler frente a Griffith, que ya en las semifinales batió el récord del mundo con 21.56. Dos horas después, en la final, ganó el oro batiendo otra vez el récord y dejándolo en unos estratosféricos 21.34, que aun hoy continua vigente. La plata fue para la jamaicana Grace Jackson, mientras Heike volvió a llevarse el bronce con 21.95

En salto de longitud Jackie Joyner volvió a derrotar con claridad a Drechsler, que ganó la medalla plata. El bronce fue para la rusa Galina Chistyakova, que poco antes de los Juegos sorprendió batiendo en Leningrado el récord mundial con 7'52, quitándole el récord precisamente a Drechsler. Como los récords de Griffith, el de Chistyakova también hoy sigue vigente.

Por lo tanto Heike Drechsler se fue de Seúl con una medalla de plata y dos de bronce. Tenía 23 años, y aun muchas oportunidades por delante.





Campeona Olímpica



Despues de seis años compitiendo al máximo nivel, decidió tomarse un respiro tras los Juegos de Seúl. No compitió durante 1989 y tuvo su a su hijo Toni, que nació el 1 de noviembre, fruto de su matrimonio de Andreas Drechsler. Andreas era hijo de Eric Drechsler, entrenador de Heike. Ambos se divorciaron en 1997.

En 1990 retornó a las competiciones con gran fuerza, ganando trece de las catorce competiciones que disputó ese año. En los Campeonatos de Europa celebrados en Split (Croacia), obtuvo su segundo título europeo en salto con 7'30. Además consiguió la que sería su última medalla (plata) en una prueba individual de pista, los 200 metros, donde ganó su compatriota Katrin Krabbe.

En los Campeonatos del Mundo de 1991 celebrados en Tokio, de nuevo volvió a toparse, como en Roma y en Seúl, con la americana Jackie Joyner, que la venció por solo tres centímetros en salto de longitud. Drechsler se fue de Tokio con la plata de la longitud y el bronce en los relevos 4 x 100 metros, en la que sería su última participación en una prueba de pista. En ese año tuvo al menos el consuelo de acabar líder del ranking mundial por cuarta vez, con un salto de 7'37 hecho en Sestriere (Italia).



Heike Drechsler, Barcelona 1992

Heike Drechsler en los Juegos de Barcelona 1992



En 1992 participó en Barcelona en sus segundos Juegos Olímpicos, centrada ya exclusivamente en el salto de longitud, y esta vez llegó el ansiado título, vengando además la derrota de cuatro antes en Seúl ante Jackie Joyner. Drechsler ganó así su primera medalla de oro olímpica, unica que le faltaba por lograr, con un salto de 7'14. Segunda fue la ucraniana Inessa Kravets (7'12) y tercera Joyner (7'07).

En este mismo año realizó en Lausana un espectacular salto de 7'48, igualando su récord personal que databa de 1988, y que era la segunda marca mundial de todos los tiempos.

En 1993 consolidó su dominio como la mejor saltadora del mundo. Ganó el oro de los mundiales de Stuttgart, y fue líder del ranking mundial con 7'21 hechos en Zurich.

En 1994 se proclamó en Helsinki campeona de Europa con 7'14, en la en la misma ciudad donde se había dado a conocer al mundo once años antes. Esta vez su mejor salto del año fue de 7'29 realizado en Oslo, el segundo mundial del año tras Jackie Joyner.

En ese mismo año volvió a demostrar su polivalencia como atleta, participando en Talence, en una importante reunión de pruebas combinadas que cada año se disputa en esa localidad francesa, y sorprendió ganando la competición de heptatlón con una puntuación de 6.741, la mejor marca mundial del año, superando a atletas consagradas en esta prueba como Sabine Braun o la propia Jackie Joyner, doble campeona olímpica de esta especialidad.

En 1995 de nuevo fue la dominadora del salto de longitud, liderando el ranking por séptima y última vez en su carrera con 7'07 conseguidos en Linz (Austria). Sin embargo en la competición más importante del año, los campeonatos mundiales de Göteborg, tuvo bastante mala suerte, especialmente con el viento que cambiaba cada poco de dirección, y no pudo acceder a los tres saltos de mejora finales, quedando en una discreta novena posición con una pobre marca de 6'64, algo del todo inusual en ella.

Empezó la temporada de 1996 con buenos resultados en pista cubierta (6'96 en Stuttgart), pero su temporada al aire libre fue casi inexistente debido a un lesión en su rodilla derecha que la hizo estar varios meses sin competir. Por culpa de esto se perdió los Juegos Olímpicos de Atlanta.





Etapa Final



Regresó a principios de 1997 con otra buena campaña indoor, pero tampoco ese verano conseguiría brillar. No tuvo un buen año, y solo acabó cuarta en los mundiales de Atenas (los sextos mundiales que disputaba), y acabó la temporada sin haber logrado pasar ni una sola vez de los 7 metros.

Su resurgimiento se produjo en 1998. Tenía ya 33 años y volvió a la primera línea para conquistar en Budapest el título de campeona de Europa por cuarta vez consecutiva con 7'16, un salto que fue el segundo mejor en el ranking mundial del año, solo superada por los 7'31 de Marion Jones. En la Copa del Mundo de Johannesburgo, Drechsler hizo otra gran competición batiendo a la propia Jones.

En 1999 volvieron las lesiones y limitó mucho sus actuaciones, pasando un año discreto con un mejor salto de 6'91, que ni siquiera estaba entre las diez mejores del ranking mundial.



Heike Drechsler, Sydney 2000


Heike Drechsler, Sydney 2000

Heike Drechsler en los Juegos de Sydney 2000



En los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, no era ni mucho menos la favorita. A punto de cumplir los 36 años, parecía que saltadoras como Marion Jones, la italiana Fiona May, o la rusa Tayana Kotova, tenían más opciones que ella. Sin embargo, en una competición extraña y de no demasiado nivel en cuando a marcas, Drechsler sorprendió a propios y extraños ganando de nuevo una medalla de oro olímpica, tras la de Barcelona '92. Su salto de 6'99 fue suficiente para batir a Fiona May (plata) y a Marion Jones (bronce). Era la primera vez desde 1984 que la ganadora del oro olímpico no pasaba de los 7 metros.

Parecía que tras este enorme éxito, podría poner punto final a su carrera deportiva. Sin embargo siguió compitiendo, aunque ya no volvería a realizar grandes marcas ni a conseguir medallas importantes. Estuvo presente en los mundiales del 2001 en Edmonton, aunque se lesionó en la calificación y tuvo que abandonar. Acabó el 2001 la 14ª del ranking mundial con 6'79



Heike Drechsler, Zurich 2002

Heike Drechsler en una de sus últimas competiciones (Zurich, 2002)



Su despedida de las grandes competiciones se produjo en los Campeonatos de Europa de Munich 2002, finalizando en una meritoria quinta plaza para una atleta de 37 años (recordemos que había sido cuarta veinte años antes, en Atenas '82)

En los Campeonatos Mundiales de París 2003 causó baja por una lesión en el tendón de Aquiles. Tenía el objetivo retirarse después de participar en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, con 39 años. Sin embargo pocos meses antes de esta cita se dio cuenta de que ya no estaba en condiciones de competir a un nivel tan alto, y renunció. Se retiró del atletismo ese año tras disputar varias competiciones en diversas ciudades del mundo. El 12 de septiembre durante la reunión atletica de Berlín recibió un caluroso homenaje por parte de los 60.000 aficionados que presenciaron su despedida de las pistas y le rindieron un merecido tributo.

En los mundiales de Helsinki 2005 fue comentarista para la cadena televisiva Eurosport. En la actualidad reside en Karlsruhe, cerca de Alsacia, con su hijo Toni y su actual pareja, el ex-decatleta fracés Alain Blondel.



Heike Drechsler



Heike Drechsler es una de las atletas más extraordinarias que ha habido, primero por su gran precocidad y luego por una asombrosa longevidad deportiva, solo comparable a la de la jamaicana Merlene Ottey. A lo largo de los años fueron apareciendo y desapareciendo rivales, siendo ella la unica que se mantenía, como si el tiempo no pasara para ella. De haber participado en los Juegos de Los Angeles y en los de Atlanta su palmarés aun sería mejor.

Además hay que unir la polivalencia que le permitió brillar al mismo tiempo en el salto de longitud y la velocidad, algo que no ha hecho ninguna otra atleta con tanta eficacia.




Heike Drechsler














Mujeres Riot - Página Principal