mujeres riot     octubre rojo - bonito cadaver - girls on stage - mujeres rápidas - olympic beauty - krisztina egerszegi fansite


Grete Waitz

 

Corredora de leyenda

 


Mujeres Riot - Página Principal




- Josephine Baker
- Simone de Beauvoir
- Anita Berber
- Candice Bergen
- Teodora de Bizancio
- Fanny Blankers-Koen
- Boadicea
- Tamara Bunke
- Gia Carangi
- Mathilde Carré
- Camille Claudel
- Marie Curie
- Alexandra David-Neel
- Angela Davis
- Heike Drechsler
- Isadora Duncan
- Amelia Earhart
- Isabelle Eberhardt
- Jane Fonda
- Dian Fossey
- Dawn Fraser
- Cathy Freeman
- Greta Garbo
- Pam Grier
- Jean Harlow
- Lillian Hellman
- Frida Kahlo
- Petra Kelly
- Alexandra Kollontai
- Sofia Kovalevskaya
- Safo de Lesbos
- Rosa Luxemburgo
- Mata-Hari
- Theroigne de Mericourt
- Aspasia de Mileto
- Tina Modotti
- Maria Montessori
- Nawal El Moutawakel
- Alla Nazimova
- Evelyn Nesbit
- Marina Raskova
- Ethel Rosenberg
- Wilma Rudolph
- Susan Sarandon
- Jean Seberg
- Gerda Taro
- Flora Tristán
- Harriet Tubman
- Anna Seghers
- Irena Szewinska
- Valentina Tereshkova
- Grete Waitz
- Stanislawa Walasiewicz
- Beatrice Webb
- Virginia Woolf
- Clara Zetkin




Contact Me







Grete Waitz



Grete Waitz, cuyo apellido de soltera era Andersen, nació el 1 de octubre de 1953 en un suburbio de Oslo, la capital de Noruega, y es una de las mejores corredoras de larga distancia de todos los tiempos. Entre sus inumerables triunfos destacan nueve ediciones de la Maratón de Nueva York entre 1978 y 1988, el título de campeona mundial de maratón en 1983 y la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Los Angeles 1984. A esto se añaden siete récords mundiales, cuatro de ellos en la maratón.



Grete Waitz





Inicios en el atletismo



Grete Andersen comenzó a practicar atletismo desde muy jovencita, y pronto destacó entre las chicas de su edad. Sin embargo en esa época las mujeres no lo tenían fácil para dedicarse al deporte de alta competición. A los 16 años ya era campeona nacional juvenil en 400 y 800 metros. Un año después logra el récord europeo juvenil en los 1.500 m. con 4:17

Con solo 18 años participó en los Juegos Olímpicos de Munich 1972 en la prueba de 1.500 metros, aunque su actuación pasó casi desapercibida, siendo eliminada en la primera ronda tras quedar 7ª en su serie.

Su irrupción en la élite internacional se produjo dos años después, en los Campeonatos de Europa al aire libre de Roma 1974, al ganar la medalla de bronce en los 1.500 m, tras la alemana oriental Gunhild Hoffmeister y la búlgara Lyliana Tomova. Interesa anotar que la 4ª posición correspondió a la soviética Tatyana Kazankina, futura campeona olímpica y plusmarquista mundial, y también a modo de curisosidad, que la gran atleta española Carmen Valero fue 7ª en esta carrera.

El 24 de junio de 1975 logró batir en Oslo el récord mundial de los 3.000 m con 8:46.6 rebajando en más de seis segundos el anterior récord en poder de la soviética Lyudmila Bragina. Al año siguiente mejoró de nuevo su propio récord, en la misma ciudad, dejándolo en 8:45.4

Es interesante anotar que por esta época Waitz aun compaginaba el atletismo con su trabajo de profesora en un colegio de Oslo. En 1975 se casó con Jack Waitz, de quien tomó el apellido.

En 1976 participó en Montreal en sus segundos Juegos Olímpicos, siendo eliminada en las semifinales de los 1.500 m. Por esa época los 3.000 m. femeninos, donde hubiera tenido verdaderas opciones al triunfo, aun no fomaban parte del programa de los Juegos.



Grete Waitz - Copa del Mundo Düssedorf 1977

Grete Waitz en la Copa del Mundo de Düssedorf 1977



Uno de sus mayores triunfos en pista llegó en la 1ª edición de la Copa del Mundo, celebrada en Dusseldorf en 1977. Allí se enfrentó en los 3.000 m. precisamente con Lyudmila Bragina, que había vuelto a récupera en récord mundial. Ambas estaban consideradas las dos mejores especialistas del mundo en esta distancia. Finalmente Grete Waitz consiguió imponerse a Bragina en este duelo con unagran marca de 8:43.5

En los Campeonatos de Europa de Praga 1978 fue 3ª en los 3.000 m. y 5ª en los 1.500 m. En las ambas pruebas únicamente fue batida por atletas de los países del Este. Waitz era la única europea occidental capaz de inquietar a las rusas y rumanas que dominaban a placer las pruebas de medifondo y fondo en los años 70.





La Maratón



Pese a sus éxitos en la pista, Waitz sabía que para explotar todo su potencial necesitaba distancias más largas, y los 3.000 m. que eran la máxima distancia en pista para mujeres no le bastaban. De este modo comenzó a planear lo que sería un giro radical a su carrera y a la postre su mayor acierto: la prueba de maratón, que por esta época empezaba a hacerse popular entre las mujeres. Waitz estaba llamada a convertirse no solo en la mejor maratoniana del mundo, sino también en la mujer que daría el impulso definitivo a una prueba que hasta entonces se consideraba excesivamente dura para las mujeres y que solo unas pocas aventureras se atrevían a afrontar. Con Grete Waitz podemos decir que la maratón femenina alcanzaría su mayoría de edad.

En 1978 Fred Lebow, responsable de la pretigiosa Maratón de Nueva York, contacta con Grete para invitarla a participar en su prueba junto a otros corredores de talla mundial. Grete nunca había participado en una maratón, pero acepta la oferta.

Por fin, el 22 de octubre de 1978 llegó la esperada carrera. Era un día frío, y tras una primera mitad de carrera relativamente lenta (1:19 la media maratón), Grete Waitz toma la delantera en el km. 29 para acabar ganando la prueba y estableciendo además un nuevo récord mundial con 2h 32:29, más de dos minutos por debajo del anterior en poder de la alemana Christa Vahlensieck.

Tras este triunfo, Waitz abandonó definitivamente su trabajo como maestra para dedicarse integramente al altletismo. Abandonó también las competiciones en pista (salvo alguna prueba esporádica) para dedicarse integramente a la maratón. Durante el invierno participaba también en competiciones de cross-country, lo que le servía para coger fondo y ponerse a punto.

En los años siguientes se convertió en una leyenda vida en Nueva York. Aunque ganó numerosas pruebas en otras ciudades, su nombre ira siempre unido a la Gran Manzana, donde logró el triunfo en nueve ediciones casi consecutivas (1978, 79, 80, 82, 83, 84, 85, 86 y 88). Además en tres de ellas lo hizo batiendo el récord del mundo (1978, 79 y 80). En la edición de 1979 marcó un hito histórico al ser la primera mujer en romper la barrera de las dos horas y media (2h 27:32). Al año siguiente le daba un nuevo "mordisco" a su récord con 2h 25:41



Grete Waitz - Maratón de Londres 1983

Grete Waitz ganando la Maratón de Londres de 1983
con un nuevo récord mundial



Aparte de Nueva York, otra maratón donde consiguió cosas importantes fue en la de Londres, donde ganó en 1983 y 1986. Precisamente en la Maratón de Londres de 1983, Waitz batió su cuarto y último récord mundial en esta prueba, dejándolo en 2h 25:29 En cinco años había rebajado en nada menos que siete minutos su propio récord.

Irónicamente, la alegría le duró menos de 24 horas, pues al día siguiente, el 18 de abril de 1983, la norteamericana Joan Benoit establecía en Boston una nueva plusmarca con 2h 22:43, casi tres minutos menos que el récord de Waitz.



Grete Waitz - Mundiales de Helsinki 1983

Campeona mundial de maratón en Helsinki 1983



Precisamente 1983 sería un año inolvidable para ella. Además de ganar en Londres, a finales de agosto se celebró en Helsinki la 1ª edición de los Campeonatos del Mundo de Atletismo, y la prueba de maratón formaba parte del programa. Grete Waitz era la gran favorita de la prueba y se proclamó campeona del mundo con 2h 28:09, a gran distancia de sus perseguidoras, la norteamericana Marianne Dickerson (2h 31:09) y la soviética Raisa Smekhnova (2h 31:13)

Para completar un año mágico, dos meses más tarde lograba otro de sus triunfos en la maratón de Nueva York.



Grete Waitz - Mundial de Cross Gateshead 1983

Campeona Mundial de cross-country en Gateshead 1983





Cross-country



Por si sus triunfos en la pista y en el asfalto no fueran suficientes, Grete Waitz está considerada además como la mejor corredora de cross-country de la historia. No faltan los motivos, ya que ninguna otra atleta ha ganado cinco títulos de campeona mundial. La estadounidense Doris Brown ganó cinco veces el llamado Cross Internacional de las Naciones entre 1967 y 1971, pero aun no se denominaba oficialmente campeonato del mundo. Grete lo consiguió por primera vez en Glasgow en 1978, y repitió en Limerick 1979, París 1980, Madrid 1981 y Gateshead 1983.



Grete Waitz y Joan Benoit - Los Angeles 1984

Los Angeles 1984, Grete Waitz junto a la ganadora Joan Benoit





Los Angeles 1984



Quizá la mayor decepción de su carrera deportiva la sufrió en los Juegos Olímpicos de Los Angeles 1984. Era la primera vez que se celebraba la maratón olímpica femenina, y Grete Waitz era una de las grandes favoritas, junto a la norteamericana y plusmarquista mundial Joan Benoit, la portuguesa y campeona de Europa Rosa Mota, y la noruega Ingrid Kristiansen.

El 5 de agosto de 1984, bien temprano por la mañana para evitar en lo posible el calor, 50 corredoras de 28 países tomaron la salida en la pista del Santa Monica College. Al poco de comenzar la prueba Joan Benoit se escapó del grupo, un hecho que sería decisivo al final. La mayoría pensaba que había atacado muy pronto y que pagaría su esfuerzo más adelante. Sin embargo Benoit continuó a buen ritmo y a los 25 kilómetros llevaba una abultada ventaja de 1:50 sobre el resto de favoritas.

Grete Waitz se dio cuenta de que Benoit se dirigía directa al triunfo final, y trató de evitarlo saliendo a "cazar" a la americana. Sin embargo la reacción resultó tardía. Aunque recortó bastante la diferencia, Joan Benoit se planto en el Estadio con una comoda ventaja y obtuvo la medalla de oro en 2h25:52 Greta Waitz tuvo que conformase con la medalla de plata (2h26:18), mientras que la portuguesa Rosa Mota se llevó el bronce (2h26:57)

La carrera no defraudó a nadie. Grete Waitz cometió un error dejando escapar a Benoit, y esta lo aprovechó magníficamente, logrando un merecido triunfo. Por lo demás Waitz y Benoit no solo eran rivales, sino también grandes amigas, una amistad que han mantenido con el paso de los años.



Grete Waitz e Ingrid Kristiansen

Grete Waitz e Ingrid Kristiansen, las dos atletas más importantes de Noruega



Grete Waitz - Maratón de Estocolmo 1988

Grete Waitz ganando la Maratón de Estocolmo de 1988





Retirada



Tras varios problemas físicos, Grete se retiró definitivamente de la competición en 1991. Como es habitual en otros atletas, Waitz continuó vinculada al atletismo, ayudando a su promoción y organizando eventos atleticos. Tambien realiza una gran labor humanitaria, vinculada sobre todo a Care International y a los Special Olympics (donde compiten personas con alguna discapacidad intelectual).

Grete Waitz es una verdadera leyenda en Noruega. En el exterior del Estadio Bislett de Oslo hay una estatua en su honor, y su rostro aparece incluso en algunos sellos. Además cada año se celebra una carrera que lleva su nombre.

También en Nueva York, donde consiguió sus mayores éxitos, se celebra cada año la Grete's Great Gallop, una media maratón en su honor.

En junio de 2005 hizo público que padecía cáncer, y que se estaba sometiendo a tratamiento desde hacía algunos meses. En octubre de ese año acudió a Nueva York para recibir un premio de la Cámara de Comercio de esta ciudad, que reconocía la conducta personal de Waitz como un ejemplo "del más alto servicio a la comunidad" Los fondos recaudados en la cena de gala con motivo del premio fueron destinados a obras sociales.




Grete Waitz





Significado



Grete Waitz es seguramente la maratoniana más importante de la historia. Antes de llegar ella las pocas mujeres que corrían maratones lo hacían de forma casi testimonial, sin que los medios de comunicación ni los organizadores les prestaran casi ninguna atención. Las proezas de Grete Waitz, cuyas marcas no estaban muy lejos de las de los hombres, hicieron que las grandes organizaciones deportivas, la prensa e incluso la medicina deportiva empezaran a dar su apoyo a las mujeres maratonianas. La normalización definitiva llegó cuando en 1984 la maratón femenina fue incluida definitivamente en el programa de los Juegos Olímpicos.




Grete Waitz