mujeres riot     octubre rojo - bonito cadaver - girls on stage - mujeres rápidas - olympic beauty - krisztina egerszegi fansite


Cathy Freeman

 

La Perla de Australia

 


Mujeres Riot - Página Principal




- Josephine Baker
- Simone de Beauvoir
- Anita Berber
- Candice Bergen
- Teodora de Bizancio
- Fanny Blankers-Koen
- Boadicea
- Tamara Bunke
- Gia Carangi
- Mathilde Carré
- Camille Claudel
- Marie Curie
- Alexandra David-Neel
- Angela Davis
- Heike Drechsler
- Isadora Duncan
- Amelia Earhart
- Isabelle Eberhardt
- Jane Fonda
- Dian Fossey
- Dawn Fraser
- Cathy Freeman
- Greta Garbo
- Pam Grier
- Jean Harlow
- Lillian Hellman
- Frida Kahlo
- Petra Kelly
- Alexandra Kollontai
- Sofia Kovalevskaya
- Safo de Lesbos
- Rosa Luxemburgo
- Mata-Hari
- Theroigne de Mericourt
- Aspasia de Mileto
- Tina Modotti
- Maria Montessori
- Nawal El Moutawakel
- Alla Nazimova
- Evelyn Nesbit
- Marina Raskova
- Ethel Rosenberg
- Wilma Rudolph
- Susan Sarandon
- Jean Seberg
- Gerda Taro
- Flora Tristán
- Harriet Tubman
- Anna Seghers
- Irena Szewinska
- Valentina Tereshkova
- Grete Waitz
- Stanislawa Walasiewicz
- Beatrice Webb
- Virginia Woolf
- Clara Zetkin




Contact Me





Cathy Freeman - Cos I'm Free




En el triceps de su brazo derecho lleva una tatuaje que dice: "Cos I'm Free" (porque soy libre). Cathy Freeman es la mejor atleta de la historia de Australia y un icono del pueblo aborígen australiano, siempre tan maltratado por la cultura anglosajona dominante en aquel país.



Cathy Freeman



Catherine Astrid Salome Freeman nació el 16 de febrero de 1973 en Mackay, Queensland, y comenzo a practicar atletismo cuando tenía 11 años en el club Slade Point Amateur Athletics. Con solamente 16 años integró el equipo australiano de relevos de 4x100 metros que ganó el oro en los Juegos de la Commonwealth en Auckland (Nueva Zelanda) en 1990.

Dos años después participó en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, siendo la primera atleta aborigen en participar en unos Juegos. Fue eliminada en los cuartos de final de los 400 metros con un tiempo discreto de 51.52, aunque disputó la final de relevos 4x400 metros, en la que las australianas acabaron séptimas. Poco después de los Juegos, fue segunda en los 200 metros de los Campeonatos del Mundo Junior disputados en Seúl (Corea del Sur).

En 1993 participó en los Mundiales de Stuttgart en la prueba de 200 metros, llegando hasta las semifinales y quedándose muy cerca de la final (fue 5ª en su prueba con 22.58 y se clasificaban las 4 primeras). Su primer gran éxito, que le dio a conocer entre el gran público, fue su doble triunfo en 200 y 400 metros en los Juegos de la Commonwealth de 1994, celebrados en la ciudad canadiense de Victoria. Durante la celebración de sus triunfos tomó una bandera aborígen que envolvió sobre sus hombros. Fue una contundente declaración política que generó gran controversia en su país, aunque la mayoría de la gente la apoyó, simpatizando con su causa y la del pueblo aborígen.

Cathy le dijo a un reportero del New York Times: "Llegará el tiempo en el que jugaré un papel más decisivo en la política y los asuntos aborígenes. Pero por ahora, pienso que estoy hacienlo bien lo que estoy haciendo".



Victoria 1994 - Cathy Freeman     Victoria 1994 - Cathy Freeman

Juegos de la Commonwealth de Victoria 1994 - Cathy Freeman
A la derecha con la bandera aborígen



Victoria 1994 - Melinda Gainsford-Taylor, Cathy Freeman y Mary Onyali

Juegos de la Commonwealth deVictoria 1994 - Podium de los 200 metros
(I-D) Melinda Gainsford-Taylor, Cathy Freeman y Mary Onyali



Acabó el año 1994 como segunda del ranking mundial con 50.04, marca conseguida en París y que solo fue superada por la francesa Marie-José Perec (49.77). Al año siguiente, en los Campeonatos Mundiales de Gotteborg 1995 se quedó a las puertas del podio, acabando cuarta clasificada aunque lejos de la ganadora, que de nuevo fue Perec. Sin embargo en esos campeonatos Cathy consiguió, con el equipo australiano de relevos 4x400 metros, una inesperada medalla de bronce, solo por detrás de Estados Unidos y Rusia. El cuarteto lo integraban por este orden Lee Naylor, Renee Poetschka, Melinda Gainsford-Taylor y la propia Cathy Freeman.





La campeona olímpica y mundial Marie-José Perec se interpondría en su camino hacia el título olímpico de los 400 metros en los Juegos de Atlanta 1996. En una final olímpica inolvidable, disputada el 29 de julio, Cathy Freeman realizó la carrera más rápida de su vida con 48.63, un extraordinario registro que sin embargo solo le sirvió para ganar la medalla de plata, ya que la francesa Perec sorprendió a todos haciendo 48.25 y revalidando así su título olímpico de cuatro años antes en Barcelona. Pese a su segundo puesto, casi nadie dudaba ya de que Cathy Freeman estaba en camino de convertirse en la mejor cuatrocentista del mundo, cosa que demostraría muy pronto...



Atlanta 1996 - Cathy Freeman



Atlanta 1996 - Cathy Freeman

Atlanta 1996 - Cathy Freeman



Atlanta 1996 - Final de los 400 metros



Atlanta 1996 - Podium de los 400 metros

Atlanta 1996 - Podium de los 400 metros
(I-D) Falilat Ogunkoya, Marie-José Perec y Cathy Freeman





En los Campeonatos del Mundo de 1997 celebrados en Atenas, Cathy Freeman ganó la medalla de oro con una marca de 49.77, solo 2 centésimas por delante de la jamaicana Sandie Richards (plata con 49.79), mientras que tercera fue la estadounidense Jearl Miles-Clark (49.90) Para demostrar que las criticas no le habían afectado, Cathy repitió en Atenas la celebración que realizó en 1994 con la bandera aborígen. Además del título mundial acabó liderando el ranking mundial de la temporada con una marca de 49.39 conseguida en Oslo (Noruega).

Dos años después revalidó su título mundial en los Campeonatos del Mundo de Sevilla 1999, venciendo con 49.67 por delante de la alemana Anja Rücker (49.74) y de la jamaicana Lorraine Graham (49.92).



Cathy Freeman - Sevilla 1999

Cathy Freeman - Sevilla 1999

Sevilla 1999 - Cathy Freeman, campeona del mundo por segunda vez





A pesar de su talento y del prestigio internacional que le ha dado al deporte australiano, Cathy Freeman ha sido objeto de controversia en su país, un país que desde los años 50 con Marjorie Jackson y Betty Cuthbert no había podido presumir de una atleta de tanta categoría. Algunas personas desaprueban la ostentación que hacía de su orgullo cultural, y piensan que debería mantenerlo oculto. Incluso su eleccion para encender la llama olímpica en Sydney 2000 generó algunos comentarios desfavorables en la prensa, aunque ciertamente minoritarios.

Precisamente el acontecimiento más importante de su carrera iban a ser los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, celebrados en su propio país. En la ceremonia inagural de los Juegos ella fue la elegida como última portadora de la antorcha y la encargada de encender el pebetero del estadio, en una imagen que dio la vuelta al mundo.



Cathy Freeman - Sydney 2000


Cathy Freeman - Sydney 2000


Cathy Freeman - Sydney 2000

Cathy Freeman en la ceremonia inagural de Sydney 2000



La expectación generada en Australia practicamente la obligaba a ganar la medalla de oro olímpica, lo cual le sometió a una presión dificil de aguantar durante varios meses. Todo lo que no fuese ganar el oro sería considerado un fracaso y una gran decepción. Sin embargo logró sobreponerse a todo y no defraudó las expectativas, imponiéndose en la final disputada en 25 de septiembre con una gran marca de 49.11, la mejor del mundo ese año, y con casi medio segundo de ventaja sobre la jamaicana Lorraine Graham (49.58), mientras que el bronce se lo llevaba de forma sorpresiva la británica Katherine Merry (49.72).



Cathy Freeman - Sydney 2000

Sydney 2000 - Cathy Freeman



Cathy Freeman - Sydney 2000

Sydney 2000 - Cathy Freeman





Cathy Freeman - Sydney 2000

Sydney 2000 - Cathy Freeman, campeona olímpica



Sydney 2000 - Katherine Merry, Cathy Freeman y Lorraine Graham

Sydney 2000 - Medallistas en los 400 metros
(I-D) Katherine Merry, Cathy Freeman y Lorraine Graham



Convertida en una heroína nacional, a partir de los Juegos tuvo que hacer frente a multitud de compromisos sociales, ya que todo el mundo quería hacerse una foto con la nueva estrella olímpica australiana. Practicamente su carrera atletica se acabó ahí. Anunció que se tomaría el año 2001 sabático, para regresar después. Sin embargo luego tuvo que hacer frente a un serio contratiempo familiar, la enfermedad de su esposo Sandy Bodecker, un directivo de Nike con quien se había casado en 1999. Cathy retrasó su regreso a las pistas para acompañar a su marido, quien se sometió a un tratamiento contra el cáncer en Estados Unidos.

Su regreso finalmente se produjo en el verano de 2002 en los Juegos de la Commonwealth de Manchester (Inglaterra), aunque solo como integrante del cuarteto australiano de relevos 4x400 metros, que ganó la medalla de oro. Luego participó en varias competiciones en su país, aunque con resultados discretos. Lo mejor que logró en la vuelta al óvalo fue 51.66, un tiempo que no le permitía competir a nivel mundial.

Su primera y única carrera de nivel internacional sobre 400 metros después de los Juegos de Sydney fue en el Grand Prix IAAF en Eugene (EEUU), el 24 de mayo de 2003, donde Cathy Freeman consiguió apenas un quinto lugar con una pobre marca de 51.80

Dos meses después, el 16 de julio de 2003, anunció su retirada definitiva de las pistas: "He perdido el hambre, la exigencia y el impulso. Nunca volveré a sentir esa satisfacción. Tengo que ser realista. Es tiempo de que acepte que ya no puedo ser la mejor atleta".

Cathy Freeman fue una gran atleta y una gran defensora del pueblo y la cultura aborigen, y también un ejemplo de como la habilidad natural y la voluntad personal pueden sobreponerse a cualquier prejuicio.



Cathy Freeman













Mujeres Riot - Página Principal