mujeres riot     octubre rojo - bonito cadaver - girls on stage - mujeres rápidas - olympic beauty - krisztina egerszegi fansite


Amelia Earhart

 

Pionera de la aviación

 


Mujeres Riot - Página Principal




- Josephine Baker
- Simone de Beauvoir
- Anita Berber
- Candice Bergen
- Teodora de Bizancio
- Fanny Blankers-Koen
- Boadicea
- Tamara Bunke
- Gia Carangi
- Mathilde Carré
- Camille Claudel
- Marie Curie
- Alexandra David-Neel
- Angela Davis
- Heike Drechsler
- Isadora Duncan
- Amelia Earhart
- Isabelle Eberhardt
- Jane Fonda
- Dian Fossey
- Dawn Fraser
- Cathy Freeman
- Greta Garbo
- Pam Grier
- Jean Harlow
- Lillian Hellman
- Frida Kahlo
- Petra Kelly
- Alexandra Kollontai
- Sofia Kovalevskaya
- Safo de Lesbos
- Rosa Luxemburgo
- Mata-Hari
- Theroigne de Mericourt
- Aspasia de Mileto
- Tina Modotti
- Maria Montessori
- Nawal El Moutawakel
- Alla Nazimova
- Evelyn Nesbit
- Marina Raskova
- Ethel Rosenberg
- Wilma Rudolph
- Susan Sarandon
- Jean Seberg
- Gerda Taro
- Flora Tristán
- Harriet Tubman
- Anna Seghers
- Irena Szewinska
- Valentina Tereshkova
- Grete Waitz
- Stanislawa Walasiewicz
- Beatrice Webb
- Virginia Woolf
- Clara Zetkin




Contact Me





1 2




2ª parte





"¿Te molestaría que hiciera ese vuelo sobre el Atlántico?"



Amelia y George habían hablado varias veces acerca del vuelo en solitario sobre el Atlántico. Ella ya estaba preparada para hacer el vuelo como piloto al mando del avión, en vez de ser solo pasajero, como en 1928. En ese momento, otras mujeres piloto estaban haciendo preparativos para el vuelo transatlántico y George sabía que si quería conservar el nombre de Amelia en la mente de todos, ella tendría que ser la primera en hacer ese vuelo.



Amelia Earhart

Amelia Earhart en su avioneta tras cruzar el Atlántico en solitario
y aterrizar en Culmore, Irlanda del Norte



A principios de 1932 ninguna persona en solitario había sobrevolado el Atlántico con éxito desde Lindbergh. Amelia no seguiría la misma ruta que Lindbergh, sino que volaría desde Harbour Grace (Newfoundland), y su destino serían las islas británicas.

El 20 de mayo de 1932 el Lockheed Vega modificado de Amelia emprendió su viaje. Como no bebía café ni té, se mantenía despierta con sales de olor durante el viaje. Amelia se preciaba a sí misma de viajar con poco equipaje, un termo con sopa y una lata de jugo de tomate serían su sustento.

Algo desviada de la ruta prevista, finalmente aterrizó en un campo abierto cerca de Londonderry, en Irlanda del Norte. El viaje había durado 14 horas y 56 minutos. Al bajar del avión, un hombre se le acercó. Ella preguntó:



"¿En dónde estoy?"... el hombre respondió "en la pastura de Gallegher... ¿ha venido de muy lejos?"... "desde América", dijo ella.



Amelia había roto varios récords en este vuelo. Era la primera mujer en cruzar el Atlántico en solitario y la primera persona que lo había cruzado volando dos veces. También era la distancia sin escalas más larga volada por una mujer.



Amelia Earhart

Amelia Earhart recibida con un desfile en Nueva York tras ser la primera
mujer en cruzar el Atlántico (26 Jun 1932)



Amelia Earhart

El Presidente Hervert Hoover le entrega a Amelia Earhart la medalla
de oro de la Sociedad Geográfica Nacional



George se reunió con Amelia en Londres, y después de pasar varias semanas viajando por Europa, donde la consideraban también una heroína y fue condecorada, regresaron a Nueva York, donde hubo un gran desfile en su honor.

El presidente Roosevelt le otorgó a Amelia la Medalla de Oro de la National Geographic Society. Honores de toda clase llovieron sobre ella. Fué también nombrada la Mujer del Año, distinción que aceptó en nombre de "todas las mujeres".

En el otoño de 1934, Amelia le hizo saber a George cual sería su próximo desafío: un vuelo transpacífico, de Hawaii a California.

Diez pilotos habían perdido la vida intentando esta hazaña. Nadie lo había conseguido, ni hombres ni mujeres.

Ella partió de Honolulú el 11 de enero de 1935 y aterrizó en Oakland, California, 17 horas y 7 minutos más tarde, después de recorrer 2.408 millas. En Oackland fue recibida por miles de fans entusiasmados.

El presidente Rooselvelt la felicitó de nuevo:



"Lo has logrado de nuevo...(y) demostrado, incluso a los más "cerrados", que la aviación es una ciencia que no es del dominio exclusivo de los hombres."



Amelia Earhart

Amelia Earhart



Amelia y su marido George empezaron a formular planes para un vuelo alrededor del mundo, en la que debía ser su mayor proeza. El Lockheed Electra 10E fué el avión escogido para este vuelo. Sería la primera mujer en dar la vuelta al mundo y además lo haría recorriendo la distancia más larga posible, es decir circunnavegando el planeta cerca del ecuador.

Fredrick Noonan, un antiguo navegante de la PanAmerican Pacific Clipper, fué seleccionado como navegante debido a que estaba familiarizado con el área del Pacífico. La primera etapa del viaje sería de Oakland (California) a Honolulu (Hawaii).



Amelia Earhart

Amelia Earhart sobrevuela el Puente Golden Gate de San Francisco en el inicio
de su intento por dar la vuelta al mundo (17 Mar 1937)



Salieron desde Oackland el 17 de marzo de 1937, y aterrizaron sin contratiempos en Honolulu. Sin embargo cuando despegaba del aeródromo Luke (cerca de Pearl Harbor), para iniciar la segunda etapa hasta la Isla Howland, sufrieron un pequeño accidente y aunque no hubo daños personales, el aparato sufrió importantes destrozos.

El Lockheed Electra fué embarcado de regreso a California para ser reparado, mientras que Amelia continuó trabajando en su plan para volver a intentarlo.

Como la travesía tendría que realizarse en otra época del año, Amelia decidió que dadas las condiciones meteorológicas en el Caribe y en Africa, sería más adecuado cambiar el plan de vuelo y tomar curso hacia el este, en vez de al oeste.



Amelia Earhart

Amelia Earhart y Fred Noonan (Los Angeles, Mayo 1937)



Después de que le entregaron el reconstruido Electra, Amelia y su navegante partieron el 21 de mayo de 1937 desde Oackland (California), con el objetivo de dar la vuelta al mundo en dirección este. En esta primera parte del viaje atravesaron Estados Unidos, haciendo escala en Tucson (Arizona), Nueva Orleans (Louisiana), y finalmente Miami (Florida).



"Creo que tan sólo queda un vuelo exitoso más en mí, y espero que éste viaje sea eso. De cualquier manera, cuando termine éste trabajo, pienso retirarme de esta clase de vuelos de malabarismo de larga distancia".



El 1 de junio de 1937, Amelia y su navegante Fred Noonan salieron de Miami para cumplir la segunda parte. Hicieron parada en San Juan (Puerto Rico) y así continuaron por todo el borde noreste de Sudamérica (Venezuela, Brasil), y posteriormente hasta Africa (Senegal, Malí, Chad, Sudán, Etiopía) y el Mar Rojo. La travesía del Atlántico entre Natal (Brasil) y St. Louis (Senegal), de 1.727 millas, la hicieron en 13 hs y 12 minutos.

El vuelo desde Assab (Etiopía) hasta Karachi (Pakistán), de 1.627 millas, fué otra primicia. Nadie antes había volado sin escalas desde el Mar Rojo hasta la India. Después de Karachi, el Electra voló hacia Calcuta el 17 de junio, y de allí, a Rangoon (Birmania), Bangkok (Tailandia), Singapur y Bandung (Indonesia).

Un monzón impidió que salieran de Bandung por varios días. Aquí aprovecharon para hicer reparaciones en varios de los instrumentos de navegación que previamente habían dado algunos problemas. Al mismo tiempo, Amelia enfermó de una disentería que le duró varios días en cama.



Amelia Earhart

Amelia Earhart y Fred Noonan junto al Lockheed L10 Electra
en Darwin, Australia (28 Jun 1937)



El 27 de junio por fin Amelia y Noonan pudieron abandonar Bandung. Hicieron escala en Surabaya y en Kupang (Indonesia) hasta llegar a Darwin, Australia. En Darwin, el giro direccional fue reparado, y los paracaídas fueron empacados y mandados a casa, pues no serían de ninguna utilidad sobre el Oceano Pacífico. Esta sería sin duda la parte más complicada del viaje.

Llegaron a Lae (Nueva Guinea), el 29 de junio. Hasta este punto, habían volado 22.000 millas y les quedaban 7.000 más por recorrer, todas sobre el Pacífico. Amelia envió su último artículo por cable al Herald Tribune.

Un buque guardacostas de los Estados Unidos, el Itasca, estuvo estacionado en las islas Howland por varios días para operar como contacto de radio para Amelia. Las comunicaciones de radio en el área eran muy deficientes.

El Electra abandonó Lae a las 00:00 horas GMTdel 2 de julio, con destino a las Islas Howland, la etapa más larga del viaje, con 2.224 millas. Era el récord absoluto de distancia recorrida sobre el mar. Se cree que el Electra fué cargado con unos 1.000 galones de combustible, que permitían una autonomía de vuelo de 20 a 21 horas.

A las 07:20 GMT, Amelia transmitió una comunicación ubicando su posición a unas 20 millas al suroeste de las islas Nukumanu. El último reporte del estado del tiempo que se sabe que Amelia recibió, fué antes del despegue. El viento había aumentado su intensidad 10 ó 12 millas por hora desde entonces, pero no se sabe si ella recibió esta información.

A las 08:00 GMT, Amelia hizo su último contacto con Lae. Se ubicó en ruta hacia las islas Howland y a 12.000 pies de altitud.

Varias transmisiones cortas fueron recibidas por el Itasca con variadas intensidades, pero no fué posible determinar su posición porque las transmisiones fueron muy breves. A las 19:30 GMT, la siguiente transmisión fué recibida del Electra con máxima intensidad:



"KHAQQ llamando al Itasca. Deberíamos estar sobre ustedes pero no podemos verlos. El combustible se agota"



A las 20:14 GMT el Itasca recibió la última transmisión de voz de Amelia proporcionando datos de su posición.

El Itasca continuó transmitiendo en todas las frecuencias hasta las 21:30 GMT, cuando determinaron que el combustible ya debió agotarse y que por lo tanto en el mejor de los casos debían haber amarizado. Se iniciaron los procedimientos de búsqueda.



Amelia Earhart

Amelia Earhart



Se ha determinado que el avión cayó a una distancia de entre 35 y 100 millas de las costas de las islas Howland. A bordo de la aeronave llevaban una balsa salvavidas, pero nunca se encontró ningún rastro de ella. Algunos expertos creen que los tanques de combustible vacíos podían haber mantenido a flote el avión durante cierto tiempo.

El Presidente Roosevelt autorizó una búsqueda con 9 buques navales y 66 aeronaves a un costo estimado de 4 millones de dólares. El 18 de julio la búsqueda fué abandonada en el área de Howland. George continuó pidiendo ayuda para la búsqueda, pero luego él también abandonó toda esperanza de encontrarlos con vida.

Amelia le mandaba cartas periódicamente a George a lo largo de su travesía. Estas fueron publicadas en el libro Last Flight (El último vuelo). Al final del libro hay una nota de ella para George:



"Quiero que sepas que estoy muy consciente de los riesgos. Lo hago porque lo quiero hacer. Las mujeres deben tratar de hacer las cosas tal como los hombres lo han hecho. Y cuando fallen, su fracaso no debe ser sino un reto para otras"



En una época en la que las mujeres eran confinadas a ocupar un lugar subordinado y encerradas en el hogar, Amelia Earhart no sólo rompió el espacio privado, sino que se atrevió a hacer realidad sus sueños sin más límites que el cielo.





1 2




Amelia Earhart